Distribución musical y copyright: cómo promover tu música sin ser plagiado

Para conseguir
que tus canciones se noten tienes que distribuirlas bien en Internet – y la
forma de hacerlo es casi tan importante como la calidad de las canciones
mismas. Esta es una gran noticia para los artistas, ya que no tienes que
depender de contratos discográficos para que la gente te oiga, pero hay un
inconveniente: es mucho más fácil para la gente copiar tus ideas y reclamarlas
como suyas propias. ¿Cómo puedes mantener tu trabajo al seguro?  Adriano Bonforti de 
Patamu puede ayudarte…

Los temores al
plagio no son exactamente infundados: ha habido muchos casos famosos de plagio
y muchísmos más alegados. Incluso cuando el plagio se hace completamente sin intención puede ser enormemente costoso y difícil de resolver.

Por lo que es un
problema grave – tan grave que los artistas tienen miedo de poner sus trabajos
online por temor a ser estafados. Algunos artistas están preocupados por esto y
evitan la distribución de su trabajo, lo que significa que pierden la
oportunidad de ganar dinero distribuyendo su música online a través de empresas
como Soundreef. Es una pena: si la gente guarda sus
canciones en un armario polvoriento por miedo a perderlas, es malo para todos
nosotros.

La protección del
trabajo suele ser difícil y complicada, y muchos artistas la siguen haciendo de
un modo con el que gastan mucho dinero sin necesidad o que no les da la
seguridad que necesitan.

Por ejemplo,
algunos artistas aún tratan de demostrar su autoría a través del embalaje de un
CD, hecho en un santiamén, y publicándolo ellos mismos. La idea que hay detrás
de esto es que el matasellos añade una fecha que permanece vigente a menos que
el sobre se abra. Sin embargo, este método puede ser inadecuado: hoy en día
sería muy difícil de usar como prueba de una autoría lo suficientemente sólida
como para que un tribunal la acepte, ya que es muy fácil falsificar el sobre.
Si tú aún haces esto, ¡deberías encontrar un modo más moderno de hacer las
cosas!

Otro modo de
probar la autoría es depositar el trabajo con un notario. Esto lleva su tiempo y puede ser muy caro
– especialmente si eres un artista prolífico, lo que es poco realista para la
mayoría de nosotros.

El proyecto
Patamu comenzó como un modo para ayudarnos a mi y a mis amigos a demostrar que
habíamos creado obras de arte, por lo que podíamos distribuir nuestros trabajos
sin la preocupación del plagio. La voz se corrió rápidamente a través de la
comunidad artística, y Patamu se hizo popular, mejorando sus características a
medida que las personas se iban inscribiendo. Queremos liberar a los artistas
de todo el proceso burocrático involucrado en la fabricación de obras de arte,
dejándoles que se concentren en el proceso artístico. Además de la protección
ante el plagio, Patamu ofrece servicios de consultoría y asesoramiento en
materia de derecho de autor, de modo que los artistas puedan entender lo que
tienen que hacer en cuanto al copyright de forma rápida, clara y transparente.

Cuando te
registras en 
Patamu instantáneamente puedes empezar a
proteger tu obra de una forma que es completamente fiable y totalmente gratis.
Solo tienes que rellenar tus datos personales y, a continuación, cargar el
archivo que contiene tu canción u obra de arte. El sistema generará un archivo
zip que contiene la declaración de autoría y la canción, que está marcado con
una validez jurídica y cifrado con un sello irrompible. Cuando hayas hecho
esto, puedes descargar el archivo zip y el archivo “timestamp”, como prueba de
que fuiste tú quien escribió la canción – ¡siempre y cuando nadie haya protegido
la misma canción antes que tú!

Proteger tus
canciones de este modo significa que ahora tienes toda la libertad de
distribuir tu música en la web sin que nadie la declare como suya propia – así
que ¡adelante! Nos encantaría saber qué puedes hacer con tu música una vez que
sabes que ¡solo podrá ser tuya!

Adriano
Bonforti es el fundador de Patamu.com, la página web que permite a
los autores proteger sus obras y sus propiedades intelectuales instantáneamente
usando un sello de validez legal. Este servicio está disponible para todo aquel
que quiera proteger sus ideas – desde músicos y bloggers hasta investigadores,
plataformas web y editoriales, siguiendo una política de contribución justa:
puedes donar lo que tú quieras (¡incluso nada!) si te gusta este servicio y
quieres apoyarlo. Ponte en contacto con él por Facebook o Twitter.